marzo 2, 2024
Bernardo Guzmán, presidente de la Federación de Pescadores de Veracruz, consideró que las ventas continuarán bajas durante la semana santa.

Bernardo Guzmán, presidente de la Federación de Pescadores de Veracruz, consideró que las ventas continuarán bajas durante la semana santa.

El presidente de la Federación de Pescadores de Veracruz, dio a conocer que el consumo de pescados y mariscos cayó en un 70 por ciento en la zona conurbada como consecuencia del aislamiento social que recomendaron las autoridades sanitarias por el COVID-19.

«Las ventas continuarán bajas incluso durante la semana santa la cual representaba una esperanza para los bolsillos de los pescadores».

Además, Bernardo Hernández dijo que el precio de los pescados y mariscos disminuyó debido a la falta de demanda.

En ese sentido, Hernández Guzmán refirió que el kilo del peto oscila actualmente entre los 40 y los 50 pesos cuando su precio oscilaba en unos 100 pesos en esta temporada en otros años, pero se estima que disminuya más pasando la semana santa.

El presidente de la Federación de Pescadores de Veracruz precisó que el kilo de huachinango y de robalo se mantiene caro porque se trata de especies que escasean en el Golfo de México.

Resaltó que los hombres de las redes abastecen con sus productos al mercado de Pescadería de la ciudad de Veracruz tomando las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *