julio 20, 2024

Planificar unas vacaciones en las impresionantes costas del Caribe mexicano siempre es una experiencia emocionante, pero explorar más allá de los destinos típicos puede revelar verdaderas joyas ocultas. Entre estos tesoros se encuentra el encantador Pueblo Mágico de Bacalar, cuya belleza se ve realzada por su icónica Laguna de los Siete Colores. Aunque esta maravilla natural no es un arcoíris en sí misma, sus tonalidades azules y esmeralda crean un espectáculo visual que deja a los visitantes sin aliento.
Sin embargo, lo que muchos turistas desconocen es la existencia de un río «secreto» en medio de la exuberante selva, un refugio de serenidad alejado del bullicio de las playas más concurridas de Quintana Roo. A unos 16 kilómetros al sur de Bacalar se encuentra el río Xul Ha, un paraíso donde las aguas que fluyen desde la Laguna de los Siete Colores ofrecen una vista impresionante. Este tranquilo rincón invita a nadar y relajarse en un entorno natural incomparable.
El balneario ejidal de Xul Ha es el punto de partida para explorar este tesoro escondido. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de un día de campo rodeados de exuberante vegetación y las cristalinas aguas del río. Además de nadar, se pueden realizar paseos en embarcaciones o kayaks para admirar la belleza de esta área protegida. Es importante recordar que estos destinos suelen ser ecológicos, por lo que se recomienda el uso de protectores solares biodegradables para preservar la biodiversidad local, incluidos los estromatolitos, considerados «fósiles vivientes» que contribuyen al equilibrio ecológico de los cuerpos de agua.
Bacalar, designado como Pueblo Mágico desde 2006 por la Secretaría de Turismo federal, tiene una rica historia que se remonta a la época de la cultura maya, cuando fue fundado con el nombre de Sian Ka’an Bakhalal en el año 415 d.C. Además de su impresionante entorno natural, la región es el punto de partida para explorar cenotes y zonas arqueológicas que hacen de la Riviera Maya un destino único en el mundo.Bacalar y sus alrededores ofrecen una experiencia de viaje inolvidable que combina historia, naturaleza y aventura, ideal para aquellos que buscan escapar de lo convencional y descubrir verdaderos tesoros escondidos.