junio 17, 2024

La majestuosa Piedra de Huixtla en Chiapas, resalta como una de las joyas naturales más imponentes del continente americano. Con sus impresionantes 120 metros de altura y un diámetro que abarca 600 metros, esta colosal formación rocosa no solo asombra por sus dimensiones, sino que también se divisa a varios kilómetros de distancia desde la carretera.
En el podio de las gigantes de piedra, solo la célebre Pan de Azúcar en Río de Janeiro, Brasil, ostenta una envergadura que supera a la de esta maravilla chiapaneca. Por su parte, la Peña de Bernal en Querétaro, México, si bien impresiona, se diferencia notoriamente en forma y composición, mostrándose más como una imponente montaña que como una colosal piedra.
Si deseas admirar este prodigio natural, emprende tu viaje hacia la encantadora ciudad costera de Huixtla. A partir de allí, te aguardan 12 kilómetros de camino, un trayecto que combina tramos pavimentados con senderos de terracería, ofreciendo alrededor de dos horas estimadas de aventura en vehículo antes de llegar a este coloso pétreo que aguarda para maravillar a propios y extraños.