febrero 28, 2024

¿Que llevaba carne humana? Conoce la historia del nacimiento del platillo más mexicano: El pozole, así se cree que se hacía

El pozole es uno de los platillos tradicionales de comida mexicana más conocida del país, tan solo se sabe que hay más de 20 diferentes tipos de pozoles: rojo, de Guerrero, blanco, verde y otros más, pero ¿Cómo nació el pozole en México?

Sin duda sabemos que una base de la comida mexicana es el maíz desde la época prehispánica, en esos tiempos comían un guiso con granos de maíz llamado «tlacatlaolli», que podría considerarse el antecesor del pozole.

En las fechas populares como las fiestas patrias, las cenas en las casas pueden están llenas de platillos como el clásico pozole con grano de maíz cacahuacintle, carne de puerco, pollo o hasta mariscos, acompañado con rábanos, lechuga, cebolla, chile y orégano. Acompañado de tostadas con crema.

Pero, ¿Cómo nació el pozole?

El pozole tiene un antecesor mesoamericano, según atestiguan las crónicas y documentos del periodo colonial temprano del siglo XVI, como el códice Florentino o el Magliabechiano.

Se sabe que los antiguos nahuas comían carne humana en un guiso con granos de maíz llamado tlacatlaolli que en nahuatl significa “maíz de hombre”, de acuerdo con el arqueólogo Enrique Vela, editor de la revista Arqueología Mexicana.

Fray Bernardino de Sahagún también relata algo relacionado con este platillo: «Cocían aquella carne con maíz y daban a cada uno un pedazo de aquella carne en una escudilla o caxete. Con su caldo y su maíz cocido. Llamaba a aquella sopa tlacatlaolli».

POZOLE PARTE DE UN RITUAL PREHISPÁNICO

Era parte de un ritual que realizaban los guerreros al capturar a un enemigo de su mismo rango. Lo llevaban al Templo Mayor y le sacaban el corazón. El cuerpo era avenado por las escalinatas del Templo y lo llevaban a una zona donde se preparaba el cuerpo en piezas.

Por testimonios históricos se sabe que la receta más común para preparar esta carne sagrada era cociéndose en agua con maíz, después se desmenuzaba y se utilizaba para hacer tamales o lo que conocemos ahora como pozole.

El platillo era parte del ritual y se repartía entre la familia del guerrero y los habitantes del barrio.

Con el paso del tiempo, durante la época de la Colonia la receta se modifica y comienza a prepararse con animales, recordemos que son los Europeos los que introducen animales en la alimentación como el cerdo y las gallinas.

Actualmente se come pozole en las fechas de septiembre porque está relacionada con la cosecha del maíz, ya que es hasta este periodo que se puede encontrar el elote cacahuacintle, que es el que se ocupa para preparar el pozole.

¿Cómo hacer un pozole?

En una receta de Mely Martínez autora del perfil México en mi cocina presenta la siguiente receta que es muy fácil de hacer:

  • En una olla con el agua coloca la cebolla, el ajo, la sal, la carne y las costillas y coloca a hervir.
  • Retira la espuma y la grasa mientras se cocina la carne.
  • Cuando la carne este lista retírala del caldo, retira del caldo la grasa, los huesos de las costillas, la cebolla y el ajo.
  • Agrega todos los ingredientes a tu licuadora y licualos hasta obtener una salsa suave.
  • Luego calienta el aceite en la sartén; agrega la salsa, y sal al gusto.
  • Agrega la salsa al caldo, deja hervir y añada la carne. Después de 10 minutos, agrega el maíz y sazona con sal y pimienta.
  • Sirva tu pozole rojo en un plato pozolero y coloca la guarnición a un lado.