marzo 2, 2024

El caldo de jaiba es una sopa o caldo tradicional de la cocina latinoamericana, especialmente popular en países con costas y ríos donde se encuentran jaibas o cangrejos de río. También se le conoce como sopa de cangrejo o sopa de cangrejo de concha blanda, según la variedad de cangrejo utilizado en la preparación.
La receta básica del caldo de jaiba consiste en cocinar jaibas o cangrejos de río en un caldo aromático hecho con verduras, hierbas y especias. El resultado es un caldo delicioso y sabroso, donde resalta el sabor característico de los mariscos utilizados.
La preparación varía según las regiones y los gustos personales, pero generalmente se empieza por sofreír cebolla, ajo, tomate y otras verduras en un poco de aceite para desarrollar sabores. Luego, se añaden las jaibas o cangrejos a la olla junto con agua o caldo, y se cocinan hasta que estén tiernos. Las hierbas y especias como laurel, cilantro y orégano se agregan para realzar los sabores.
El caldo de jaiba se sirve caliente en tazones o platos hondos, y a menudo se acompaña con limón para darle un toque de acidez que complementa los sabores marinos.
Esta sopa es apreciada por su sabor profundo y reconfortante, siendo una opción popular en la temporada de cangrejo o simplemente como un plato sabroso durante todo el año.

Aquí tienes la receta:
Ingredientes:
• 1 kilogramo de jaibas o cangrejos de río frescos (también puedes usar cangrejo de concha blanda)
• 2 litros de agua
• 2 cucharadas de aceite vegetal
• 1 cebolla grande, finamente picada
• 2 dientes de ajo, picados
• 2 tomates medianos, picados
• 1 zanahoria, pelada y cortada en trozos
• 1 rama de apio, cortada en trozos
• 1 chile jalapeño (opcional, si prefieres un caldo más picante)
• 1 hoja de laurel
• 1 ramita de cilantro
• 1 cucharadita de orégano seco
• Sal al gusto
• Pimienta negra al gusto
• Jugo de limón al gusto
• Cilantro fresco picado para decorar (opcional)
Instrucciones:
• Lava bien las jaibas o cangrejos bajo agua corriente para quitar la arena o cualquier impureza. Si las jaibas están vivas, asegúrate de manipularlas con cuidado.
• En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que estén transparentes y fragantes.
• Incorpora los tomates, la zanahoria y el apio. Revuelve y cocina por unos 5 minutos hasta que los tomates estén suaves.
• Agrega las jaibas o cangrejos a la olla y revuelve bien con las verduras.
• Vierte los 2 litros de agua en la olla y agrega el chile jalapeño (si lo estás utilizando), la hoja de laurel, la ramita de cilantro y el orégano seco.
• Lleva el caldo a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cubre la olla y cocina a fuego lento durante unos 20-25 minutos, o hasta que las jaibas estén completamente cocidas y su carne sea tierna.
• Una vez cocidas las jaibas, sazona el caldo con sal y pimienta al gusto. También puedes agregar un poco de jugo de limón para realzar los sabores.
• Si deseas un caldo más claro, puedes colar el caldo para eliminar las impurezas y las conchas de las jaibas. Si prefieres una presentación más rústica, puedes dejar las conchas y servir el caldo con ellas.
• Sirve el caldo de jaiba caliente en tazones y decora con cilantro fresco picado si lo deseas.
Ahora puedes disfrutar de un delicioso y reconfortante caldo de jaiba. Recuerda que esta es una receta básica, y puedes personalizarla según tus preferencias añadiendo otros ingredientes .