febrero 23, 2024

En la majestuosa Sierra Tarahumara, un tesoro natural oculto aguarda a los viajeros aventureros: el enigmático Valle de los Hongos, un rincón fascinante cerca de Creel que parece esculpido por la paciencia del tiempo.
Aquí, la madre naturaleza se convierte en artista, creando formaciones que desafían la imaginación. Estas obras originales de la naturaleza, que se remontan a más de 20 millones de años, te sumergirán en una experiencia única y sorprendente.
El Valle de los Hongos es la puerta de entrada a la Sierra Tarahumara desde Creel, donde comienza un viaje lleno de maravillas naturales y la cálida hospitalidad de su gente. Cuando visites este lugar, quedarás boquiabierto ante las formaciones rocosas que parecen sacadas de un cuento de hadas, convirtiéndose en el escenario perfecto para capturar imágenes impresionantes.
Estas curiosas formaciones rocosas, que le dan nombre al valle, son el resultado de una compleja interacción química y la solubilidad que ha esculpido las piedras a lo largo de eones. Este proceso, conocido como meteorización química, ha dado forma a las rocas de una manera que parece desafiar la lógica y la gravedad.
La influencia del sol, el viento, el agua y el hielo ha creado un espectáculo visual que te dejará maravillado, aunque también existen teorías que sugieren la intervención humana en estas creaciones, que se encuentran cerca del Pueblo Mágico de Creel.
Al explorar el Valle de los Hongos, te sumergirás en un mundo donde la tierra misma parece cobrar vida, cada piedra moldeada cuenta una historia antigua de transformación y resistencia ante el implacable paso del tiempo.
Explorar el Valle de los Hongos cerca de Creel te llenará de asombro y te dejará con la duda, mientras te dejas llevar por la belleza imponente y la energía inigualable de este rincón único en el mundo.