abril 13, 2024

En el corazón de la rica tradición gastronómica oaxaqueña, las salsas de chicatana emergen como un tesoro culinario que deleita a los paladares con su sabor único y distintivo. Estas salsas, elaboradas a partir de las icónicas hormigas chicatanas, añaden un toque exquisito a la mesa, fusionando la herencia cultural con la creatividad en la cocina.

*Ingredientes para la Salsa de Chicatana:*

– 1 taza de chicatanas tostadas

– 2 chiles secos (pueden ser chiles pasilla o chiles secos de árbol)

– 2 tomates asados

– 3 dientes de ajo

– 1/4 de cucharadita de comino

– Sal al gusto

*Instrucciones:*

1. **Tostado de Chicatanas:**

   – Tuesta las chicatanas en un sartén a fuego medio hasta que estén crujientes. Retira las alas y cabezas antes de usarlas.

2. **Preparación de la Salsa:**

   – En un mortero o procesador de alimentos, muele las chicatanas tostadas junto con los chiles secos, tomates asados, ajo, comino y sal. Continúa hasta obtener una mezcla homogénea.

3. **Ajuste de Sabor:**

   – Prueba la salsa y ajusta la sal según tu preferencia. Si prefieres una textura más suave, puedes pasar la mezcla por un colador fino.

4. **Servir y Disfrutar:**

   – Sirve la salsa de chicatana como acompañamiento para carnes, tacos, pescados o cualquier platillo de tu elección. Experimenta con su sabor único y descubre nuevas dimensiones culinarias.

*Notas Adicionales:*

   – Las salsas de chicatana resaltan por su sabor ahumado y ligeramente terroso, aportando una experiencia gastronómica única.

   – Puedes ajustar la cantidad de chiles secos según tu preferencia de picante.

Las salsas de chicatana no solo son un deleite para los sentidos, sino que también representan la rica diversidad de la cocina regional de Oaxaca. Sumérgete en esta experiencia culinaria auténtica y descubre el fascinante mundo de los sabores chiapanecos con las salsas de chicatana. ¡Buen provecho!