mayo 27, 2024

Un equipo de arqueólogos chinos ha descubierto un yacimiento paleolítico en el centro del país, que data de entre 50.000 y 70.000 años, y ha sido considerado uno de los hallazgos arqueológicos más significativos de China en 2023. El sitio, ubicado en el condado de Lezhi, en la provincia de Sichuan, y conocido como Mengxihe, ofrece una visión fascinante de la vida de los primeros humanos en la región.
El descubrimiento inicial del yacimiento se produjo en 2019, cuando unas inundaciones dejaron al descubierto herramientas de piedra, ébano y fósiles animales. Desde entonces, el Instituto de Reliquias Culturales y Arqueología de Sichuan y el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia China de las Ciencias han llevado a cabo excavaciones exhaustivas.
Según la agencia de noticias Xinhua, el yacimiento de Mengxihe ha proporcionado una gran cantidad de información sobre la vida de los primeros humanos. Las excavaciones revelaron que el estrato paleolítico estaba situado debajo del nivel actual del río Mengxi, en un entorno saturado de agua que ha permitido una conservación excepcional de materiales orgánicos.
Los hallazgos en el yacimiento son impresionantes. Los arqueólogos han descubierto más de 105.000 herramientas hechas de piedra, madera y hueso, así como más de 60.000 vestigios, incluyendo semillas, frutas y esporas. Estos descubrimientos sugieren que los humanos que habitaban Mengxihe tenían una dieta diversa y compleja.
Entre los restos animales encontrados se identificaron más de 30 especies, como elefantes, rinocerontes, osos, ganado, ciervos, monos, peces, tortugas, serpientes, ranas, aves, puercoespines y ratas de bambú. Zheng Zhexuan, arqueólogo del instituto, explicó que la diversidad de animales encontrados indica un ecosistema rico y variado en el que vivían estos antiguos humanos.
Además de los restos animales, los vestigios vegetales recuperados pertenecen a más de 30 familias de semillas y frutas. Una de las plantas identificadas, Sambucus thunbergiana, sugiere que los humanos antiguos podrían haber utilizado hierbas para tratar heridas, según apuntó Zheng.
Este yacimiento no solo amplía el conocimiento sobre la dieta y el entorno de los primeros humanos en Sichuan, sino que también proporciona pistas valiosas sobre su vida diaria y sus habilidades para la supervivencia. La presencia de herramientas de piedra, madera y hueso indica que los habitantes de Mengxihe eran capaces de fabricar y utilizar una variedad de implementos para cazar, recolectar y posiblemente para otras actividades como el tratamiento de heridas.
El descubrimiento de Mengxihe destaca la importancia de los yacimientos paleolíticos en China y su contribución a la comprensión de la prehistoria humana. Los materiales orgánicos excepcionalmente bien conservados en el sitio ofrecen una oportunidad única para estudiar las prácticas de subsistencia y el entorno natural de los primeros humanos en la región.
Con más de 105.000 herramientas y 60.000 vestigios encontrados hasta ahora, los arqueólogos continúan trabajando en Mengxihe, esperando descubrir más secretos de este fascinante yacimiento. La colaboración entre el Instituto de Reliquias Culturales y Arqueología de Sichuan y el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia China de las Ciencias promete seguir arrojando luz sobre la vida y el entorno de los antiguos habitantes de esta región.
El yacimiento de Mengxihe no solo es un testimonio del ingenio y la adaptabilidad de los primeros humanos, sino también un recordatorio de la rica historia que yace bajo nuestros pies, esperando ser descubierta y comprendida.