julio 20, 2024

La majestuosa montaña «San Gabriel» en la comunidad campesina de Ccollpani, ubicada en el distrito cusqueño de Machu Picchu Pueblo, se erige como un futuro atractivo turístico que promete ofrecer una perspectiva única de la belleza del parque arqueológico, la ciudadela Inca de Machu Picchu y la imponente montaña Huayna Picchu.
En una colaboración entre la población local, el sector privado y la municipalidad de Machu Picchu, se trabaja arduamente en la habilitación de la «ruta del sol». Este exuberante camino de herradura, una vez autorizado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) del Ministerio de Ambiente, se convertirá en un enlace esencial para los amantes de la naturaleza y aquellos que buscan una experiencia única.
El alcalde, Elvis La Torre Uñaccori, compartió la anticipación que embarga a la comunidad, aguardando la aprobación de un proyecto turístico que levantará las restricciones en la «ruta del sol». Esto permitirá a los visitantes disfrutar de un recorrido de aproximadamente 20 kilómetros, ascendiendo a los 2,833 metros sobre el nivel del mar, para contemplar la ciudadela Inca desde una perspectiva única.
Ccollpani, estratégicamente ubicado al final del distrito y en cercanía a los distritos de Santa Teresa y Huayopata, se convierte en un punto de acceso ideal para quienes exploran la Ruta Amazónica hacia Machu Picchu. Desde la cima de la montaña «San Gabriel», se vislumbran no solo las maravillas locales, como Machu Picchu y el Huayna Picchu, sino también el majestuoso nevado del Salkantay y otros atractivos.
Sin embargo, la espera se centra en la aprobación del Sernanp, ya que se requiere un análisis exhaustivo de la afluencia de visitantes y su impacto en el ecosistema circundante. El alcalde La Torre Uñaccori confía en que, una vez superados los procedimientos necesarios, la autorización llegará en el primer trimestre del próximo año, permitiendo que esta joya natural se abra al mundo, conservando al mismo tiempo su integridad y belleza. Con informes y evidencias fotográficas, la municipalidad busca demostrar la viabilidad de este proyecto que promete enriquecer la experiencia turística en la región de Machu Picchu.