junio 17, 2024

Las cabañas de Coatepec son una buena opción para que pases el fin de año acompañado de tu familia o amigos. Estarás en contacto con la naturaleza y podrás disfrutar de las bajas temperaturas. Además realizarás actividades que te permitirán contacto con los pinos, aunado a una buena gastronomía y buen café.

Si estás buscando algún lugar para hacer la reunión familiar de fin de año las cabañas rústica serán una excelente opción. Se encuentran en medio del bosque y hay de todos los precios. 

Algunos prefieren hacer una gran fiesta y otros tener una tranquila y rica cena, así como un tiempo para platicar sobre lo que sucedió en el año, por lo que Coatepec podría ser el lugar perfecto para tos tuyos.

Coatepec es considerado Pueblo Mágico y sus cabañas son perfectas para los viajeros que quieren comodidad e independencia durante sus vacaciones. Por lo general, son casas más pequeñas con tan solo uno o dos pisos, ideales para vacacionar en familia, en pareja o con amigos. 

Lo mejor de estas cabañas es que cuentan con chimenea y un área para realizar una fogata, será una experiencia inolvidable para todos. 

Coatepec es una región cafetalera de mayor tradición y calidad en nuestro país desde el siglo pasado. Además de estar rodeado por diferentes formaciones caprichosas de la naturaleza que van desde senderos, cerros, paredes hasta cascadas y saltos de agua, Coatepec tiene una rica mezcla colonial y que en su herencia, ha dejado cerca de 370 inmuebles con valor histórico, por lo que fue declarada Patrimonio Histórico de la Nación.

Sin duda será un gran momento para tu familia, pues serán ustedes y la calma de la naturaleza, además hay mucho por hacer, por ejemplo, senderismo, ciclismo y recorridos de avistamiento de aves. 

Las exploraciones arqueológicas y los hallazgos accidentales revelaron que en el municipio de Coatepec se asentó una población totonaca. Los inicios de esta pródiga tierra datan por ende de épocas precolombinas. Los cronistas conquistadores no hacen mención concreta sobre su paso por Coatepec, pero se sabe que la zona constituía un paso obligado en la ruta hacia Tenochtitlán.