junio 22, 2024

En un escenario mundial marcado por la incertidumbre de la pandemia de COVID-19, México ha emergido como un ejemplo notable de resiliencia y crecimiento en el sector turístico. Las cifras oficiales de la Secretaría de Turismo (Sectur) evidencian una recuperación impresionante, sustentada por la inversión extranjera directa (IED), el gasto de los visitantes y el ingreso de divisas provenientes de viajeros internacionales.
Durante la crisis sanitaria global, mientras la mayoría de los países cerraban sus fronteras, México optó por mantenerlas abiertas. Esta decisión estratégica, aunque arriesgada, permitió que el país se consolidara entre los diez destinos más visitados del mundo, aprovechando una ventaja competitiva única.
La IED en el sector turístico ha mostrado una recuperación y crecimiento notables. En 2018, al cierre del gobierno de Enrique Peña Nieto, la IED en turismo era de 1,325 millones de dólares, un 25% menos que en 2017. Durante los primeros años de la actual administración, la IED disminuyó, alcanzando 1,206 millones de dólares en 2020, en pleno apogeo de la pandemia.
No obstante, la decisión de mantener las fronteras abiertas trajo sus frutos. En 2021, la IED en turismo subió a 2,156 millones de dólares, y en 2022 alcanzó un récord de 4,477 millones. A pesar de una leve caída en 2023, la inversión se mantuvo robusta en 2,751 millones de dólares. Proporcionalmente, la IED turística pasó de representar el 3.9% del total en 2018 al 7.6% en 2023, un indicador claro de la creciente confianza en el sector.

Ingreso de divisas: un motor económico
El ingreso de divisas por parte de los visitantes internacionales es otro reflejo del crecimiento turístico. En 2018, México registró 22,509 millones de dólares en ingresos por turismo. A pesar de una caída significativa a 11,024 millones en 2020 debido a la pandemia, el sector mostró una rápida recuperación. En 2021, los ingresos alcanzaron 19,795 millones de dólares, subiendo a 28,016 millones en 2022 y culminando en 30,809 millones en 2023, superando los niveles prepandémicos.

Gasto medio de los turistas: una tendencia al alza
El gasto medio de los turistas extranjeros ha seguido una tendencia ascendente. En 2018, los visitantes gastaban en promedio 923 dólares. Aunque hubo una disminución en 2020 a 989 dólares, el gasto medio aumentó consistentemente en los años siguientes, llegando a 1,126 dólares en 2023.

Retos y perspectivas futuras
A pesar de estos logros, el sector turístico mexicano enfrenta desafíos importantes. Maribel Rodríguez, vicepresidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), ha señalado la necesidad de restablecer programas de promoción turística, especialmente tras la desaparición del Consejo Mexicano de Promoción Turística (CPTM). «Sería una muy buena decisión recuperar el Consejo de Promoción Turística en el próximo gobierno y mantener las relaciones y los acuerdos público-privados,» sugirió Rodríguez.
Subraya que la competencia de México no es solo regional, sino global. La apertura de otros destinos internacionales obliga a México a innovar continuamente para mantener su atractivo y evitar convertirse en un destino obsoleto.