mayo 27, 2024

María Jesús Rodríguez, presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar (AHRB), expresó su profunda preocupación por los constantes apagones de energía eléctrica que afectan a toda la zona sur del estado, señalando el deficiente y costoso servicio proporcionado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Recordó que esta problemática no es nueva y que, a pesar de los compromisos previos con el director general de la CFE, Manuel Bartlett, para abordar estas preocupaciones, solo se han implementado soluciones temporales. Destacó la urgencia de resolver este problema, ya que está afectando gravemente la imagen y el desarrollo turístico de la región.
«Ya es una mala costumbre anticipar los apagones; hace algunos años, antes de la pandemia, nos reunimos con el señor Bartlett porque veíamos venir este problema debido al crecimiento que está experimentando la zona. Esto afecta enormemente al empresariado, ya que muchos turistas optan por destinos con un servicio eléctrico más confiable», afirmó Rodríguez.
La situación actual ha agravado aún más la crisis, ya que la ocupación hotelera apenas alcanza el 35%, lo que representa ingresos mínimos para los empresarios del sector turístico. Con el temor de una disminución aún mayor durante el próximo mes de mayo, la incertidumbre se cierne sobre la viabilidad económica de muchas empresas locales.
Además, instó a la CFE a asumir la responsabilidad por los daños causados a los equipos eléctricos debido a las interrupciones en el suministro de energía, tanto en hoteles como en empresas y hogares. Demandó un mecanismo ágil que permita compensaciones económicas a los usuarios afectados.
La situación energética en Bacalar es crítica y requiere una acción inmediata por parte de las autoridades competentes para garantizar la estabilidad y el desarrollo sostenible de la región. Los empresarios y la comunidad local están unidos en su llamado a la CFE para que tome medidas concretas y efectivas para resolver estos problemas urgentes.