febrero 23, 2024
Tlacotalpan es famoso por los deliciosos dulces de leche, uno de los dulces más característicos de Veracruz.

Tlacotalpan es famoso por los deliciosos dulces de leche, uno de los dulces más característicos de Veracruz. Para preparlos se necesita, por supuesto, leche y azúcar que se colocan en una olla y se hierven a fuego lento hasta espesar la mezcla, posteriormente se retira del fuego pero se continua moviendo hasta lograr una masa con la que se hacen figuras, además se le puede agregar fruta como coco, limón o almendras y cacahuates.

Una clasificación deliciosa que menciona tan solo a algunos de los dulces que nos ofrece nuestra tradición confitera

Todo comenzó al llegar los españoles a México, introduciendo los vacunos a nuestro país haciendo de la leche, desconocida en ese entonces para los hombres mesoamericanos, un elemento que se mezcló a la perfección con nuestra gastronomía en evolución, además de la construcción de los conventos, lugar que fue cuna de estos dulces hacia finales del Siglo XVII.

Los dulces de leche son bastos en México, con leche se elaboran infinidad de dulces productos y para la mayoría, el proceso es similar: Se cuece leche “cruda” o “bronca” con azúcar, hasta que toma el punto deseado. En este proceso, se le agregan los ingredientes que harán la diferencia entre unos y otros dulces.

Las famosas Glorias

No solamente existen las Glorias que pueden encontrarse en prácticamente cualquier estado de la república, hechas de leche quemada y nuez, conocidas por ser originarias de Linares, Nuevo León. Cuyo nombre curiosamente se debe a que la nieta de su creadora se llamaba así, sino también encontramos otros que al mencionarlos nos resultan agradablemente conocidos:

Los Borrachitos

Los Borrachitos rebosantes de azúcar en colores diversos siendo tradicionales los rosas, ligeramente envinados de distintos licores por lo que reciben su nombre siendo originarios del Estado de Colima.

Los Mostachones

Los famosos Mostachones que tienen una forma similar a una trufa de gran tamaño con una mitad de nuez en el centro como adorno. Estos dulces, como la mayoría, nacieron en los conventos que se instalaron en nuestro País. Las laboriosas monjas dieron paso a la creatividad utilizando los ingredientes de esa época para sorprender tanto a curas, obispos como a sus invitados que solían ser gente de dinero que patrocinaba parte de sus casas y templos.

Jamoncillo de leche

Los Jamoncillos, un dulce que solo requiere leche, azúcar y vainilla, pero que para su elaboración lleva 5 horas. Dicen que nacieron en Puebla, pero otros afirman que nacieron en Sinaloa, otros dicen que en Morelia, Puebla, Jalisco, Sonora, Guanajuato. Todos estos tienen estos ricos dulces de leche con pequeñas variaciones que hacen a cada uno de ellos especial. Se presentan de muchas formas, algunos envueltos en piñones color de rosa, o integrados en el dulce, otros con nueces, higos, frutas cristalizadas.

La base, es la misma para la Cajeta o leche quemada. Suponemos que su origen de dio gracias a alguna monja que dejo olvidada la leche con azúcar en el fogón, y preocupada se dio cuenta de que lo que había en ese cazo sabia muy bien, logrado gracias a un accidente una amplia gama de delicias mexicanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *