febrero 29, 2024

El cacao se utiliza para elaborar confitería, en la industria farmaceútica y en la industria cosmética para fabricar productos como labiales, cremas humectantes, jabones, champús, etcétera. Pasta o licor de cacao, pero sobre todo se utiliza para hacer chocolate.


En esta ocasión te enseñamos cómo hacer budín de chocolate con aceite y cacao.

Necesitas:
180 gramos de harina leudante

40 gramos de cacao dulce

100 gramos de chocolate en barra (opcional)

1 cucharadita de café instantáneo

30 gramos de miel

100 centímetros cúbicos de leche

50 gramos de queso untable

3 huevos

1 cucharadita de esencia de vainilla y 150 centímetros cúbicos de aceite neutro.

Primero corta el chocolate en barra o en cubos y pícalo. Luego llévalo a un recipiente resistente al calor junto con el café instantáneo y agrega 1 taza y media de agua hirviendo. Solo disuelve el café y el cacao en polvo en la misma cantidad de agua. Resérvalo.Bate los huevos con la leche, el queso, la esencia de vainilla, el aceite y la miel. Puedes reemplazar la leche y el queso por 150 gramos de queso untable o yogur neutro.
Mezcla esta preparación con el chocolate derretido previamente.
Mezcla los ingredientes secos, es decir, la harina y el cacao, si es que último no lo habías usado previamente como reemplazo del chocolate en barra.
Integra los líquidos con los secos tamizados previamente.
Lleva la preparación de tu budín de chocolate fácil a un molde engrasado y enharinado. En este caso, utilizamos un molde de 27×10 centímetros, pero también puedes usar un molde tipo savarín. Cocínalo en el horno medio bajo, aproximadamente a 170-180 ºC por unos 35 minutos o hasta que, al pincharlo, no salgan restos de la preparación.

Una vez frío, disfruta de este delicioso budín de chocolate.
Cabe mencionar que el cacao es considerado por algunos como una de las deidades más poderosas de la cosmología Maya, le llamaban Ku-Ku, que significa Sagrado sobre lo sagrado. El cacao era cultivado por esta cultura desde hace 2,500 años.
Preparado según la receta secreta, que tiene más de 600 años, que nos enseñaron nuestros ancestros Mayas y acompañado con cantos de sanación, es la puerta para realizar un viaje a nuestro interior y abrir nuestro corazón.