marzo 2, 2024

En un pequeño bosque en la propiedad privada de una mansión, escondida debajo de un árbol hay una cueva de caballeros templarios donde los expertos dicen que se ha descubierto una espada de 700 años del siglo 13.

Las Cuevas de Caynton, en Inglaterra o ‘The Caynton Caves’, en Shropshire, es una construcción subterránea del siglo XIX. Michael Scott, de Birmingham, ha sido quien ha hallado estas misteriosas cuevas.

Un agujero que aparentemente parecía una madriguera de conejo ha resultado conducir a un santuario subterráneo, la conocida como la cueva de los Caballeros Templarios.

En 1312, muchos de los caballeros fueron arrestados, torturados para hacer confesiones falsas y quemados en el fuego.

El poblado Shropshire, en Inglaterra ha saltado estos días a la actualidad por el supuesto descubrimiento de una cueva excavada por caballeros templarios. Algunos ya hasta hablan del lugar de reposo del Santo Grial.

Pero también hay quienes creen que esta cueva no tiene nada que ver con caballeros y en realidad es algo mucho más siniestro y tal vez usada para rituales y sacrificios de magia negra.

Si han saltado ahora a la actualidad ha sido gracias al excepcional trabajo de Michael Scott, un fotógrafo de Birmingham que se ha colado en las cuevas para tomar unas espectaculares fotografías a la luz de decenas de velas para la agencia Caters News. Las imágenes han servido de base a la BBC para publicar un artículo titulado “Madriguera de conejos conduce a cueva de caballeros templarios”.

La expresión “madriguera de conejos” se refiere al estrecho túnel de tierra por el que hay que deslizarse para entrar al complejo. Hasta 2012 había una entrada mucho más amplia, pero los dueños de la finca donde se encuentra el complejo la clausuraron para evitar actos de vandalismo.