febrero 23, 2024

Si quieres admirar un río color turquesa visita las Cascadas de Agua Azul, un sitio mágico donde podrás nadar en las pozas naturales de agua cristalina mientras admiras las enormes caídas de agua junto a ti.
También podrás acampar en la forma que mejor te guste, pues puedes llevar tu propia casa de campaña, optar por una cabaña o bien por un hotel.
Es una área de protección de flora y fauna de México localizada en el estado de Chiapas de reconocimiento internacional.
Las Cascadas de Agua Azul son una reserva de la Biósfera, un área protegida con reconocimiento internacional por sus impresionantes cascadas blanquiazules fruto de las sales de carbonatos que llevan disueltas y el lecho calizo del río, estas cascadas se forman gracias a los afluentes del río Otulún, Shumuljá y Tulijá, en el estado de Chiapas.
Uno de los paisajes más hermosos de la República Mexicana ideal para practicar fotografía y actividades al aire libre, además de que puedes adquirir artesanía regional.
Te recomendamos asistir cuando no es época de lluvia para que puedas admirar los colores del agua, pues de lo contrario es probable que te encuentren con un río turbulento y sin tonos azules.
Ahí podrás probar la gastronomía del estado de Chiapas pero además adquirir artesanías y pasar momentos mágicos admirando la naturaleza.
Las aguas de color turquesa se pueden visitar como parte de un tour desde o hacia la ciudad de Palenque. Consta de varias cascadas, reconocidas por sus tonos de azul profundo que se originan en el contenido mineral único y las formaciones de piedra caliza cercanas.
El río de Agua Azul desciende creando una serie de bellas cascadas que bajan por los diferentes escalones naturales creados por la misma presión del agua. Dichos escalones también crean una forma de piscinas naturales, rodeadas por las rocas calcáreas que se encuentran en la zona.