junio 17, 2024
Cada 2 de febrero al amanecer una marmota llamada ‘Phil’ sale de su madriguera en Punxsutawney, un pueblo de Pensilvania para, según marca la tradición, predecir el tiempo: si ve su sombra, habrá seis semanas más de invierno; si está nublado y no la ve, significa que la primavera llegará pronto.

Cada 2 de febrero al amanecer una marmota llamada ‘Phil’ sale de su madriguera en Punxsutawney, un pueblo de Pensilvania para, según marca la tradición, predecir el tiempo: si ve su sombra, habrá seis semanas más de invierno; si está nublado y no la ve, significa que la primavera llegará pronto.

El Día de la Marmota comenzó en Punxsutawney en 1887 a iniciativa de un grupo de cazadores autodenominado Club de la Marmota, que adoptaron al roedor como mascota y empezaron a celebrar el curioso ritual cada 2 de febrero, en una colina llamada Gobbler’s Knob. En ese lugar, en torno a las 7.30 de la mañana, la marmota sale de su guarida y, según su comportamiento, los asistentes deducen si la primavera tardará más o menos en llegar.

La primera marmota que dio el pronóstico fue llamada Phil, nombre que se ha seguido empleando desde entonces, de manera que no se sabe cuántas marmotas ha habido, aunque cabe suponer que bastantes, ya que estos roedores tienen una esperanza de vida de unos seis años.

Los miembros del Club de la Marmota se encargan de dirigir el acto, al que acuden tocados con chisteras negras, y que incluye que Phil hable en “marmotense” con el presidente del club, que es la única persona capaz de entenderlo y transmite el mensaje.

En torno al Día de la Marmota Punxsutawney se convierte en un pueblo turístico al que llegan miles de curiosos, y que lo celebra con un festival con música y comida.

UNA TRADICIÓN QUE LLEGÓ DE ALEMANIA.

La idea de predecir el tiempo el 2 de febrero se asocia con los celtas, que creían que los animales tenían ciertos poderes sobrenaturales entre el equinoccio de invierno y el solsticio de primavera; y con los romanos, que contribuyeron a difundirla.

Coincide, además, con el día de la Candelaria o de la luz, una fecha de tradición cristiana en la que en Europa los sacerdotes bendecían velas, que los agricultores guardaban para ahuyentar los malos espíritus y las tormentas, y proteger con ello sus cosechas.

El caso es que con el paso de los años se extendió la creencia de que observando el tiempo que hiciera ese día se podía saber cómo serían los meses siguientes; y de hecho son numerosos los refranes europeos que dicen que, si el 2 de febrero es un día soleado, el invierno será largo.

Pero fue la tradición germánica la que dio forma al ritual, con la introducción de un animal para obtener la deseada predicción, concretamente un erizo. Y fueron también los colonos alemanes que llegaron a Norteamérica alrededor de 1700 (una gran colonia se instaló precisamente en las tierras de Pensilvania) quienes lo llevaron allí, aunque con una variación, ya que ante la falta de erizos, decidieron utilizar otro animal de hibernación: la marmota, muy abundante en la mayor parte de Canadá y el este de los EE. UU.

ATRAPADO EN EL TIEMPO

La peculiar celebración del Día de la marmota se dio a conocer al mundo entero tras el éxito, en 1993, de la película “Groundhog Day” (El día de la marmota), titulada en castellano “Atrapado en el tiempo”. Protagonizada por Bill Murray y Andy MacDowell, trata de un meteorólogo que acude a Punxsutawney para retransmitir el evento y entra en una suerte de bucle temporal en el que revive el mismo día una y otra vez.

Dicha película (estrenada en Estados Unidos en febrero de 1993) hizo que conociéramos a la marmota Phil, sus predicciones y la fiesta que organizan a cuenta de ello en un remoto pueblo de Pensilvania, pero además dio origen a la expresión “el día de la marmota”, que desde entonces empleamos para referirnos a situaciones que se repiten una y otra vez.

En 2020, por ejemplo, se utilizó mucho durante el confinamiento por la pandemia, y se ha seguido usando en las posteriores olas de la covid.

PRONÓSTICO POCO FIABLE.

En 2022 en la edición 137 del Día de la Marmota de Punxsutawney Phil pronosticó seis semanas más de invierno, la misma predicción que ha dado en 106 de los 126 años de los que se tienen registros (se perdieron los correspondientes a una década).

Es poco habitual, en cambio, que Phil augure una primavera temprana. La última vez que lo hizo fue en 2020, y esa fue la ocasión número 20 en la que vio su sombra.

En todo caso, los pronósticos de Phil no parecen demasiado fiables, por mucho que los miembros del Club de la Marmota y los más fieles seguidores de la celebración insistan en su alto porcentaje de aciertos. Los datos de la National Climatic Data Center y de la web Stormfax, en cambio, indican que las predicciones del famoso roedor solo han acertado en un 39 % de las ocasiones.

LAS MARMOTAS METEORÓLOGAS.

Phil es la más famosa de las marmotas que predicen el tiempo, pero no la única. De hecho, el Día de la Marmota es una tradición popular que se celebra en diversas localidades de Estados Unidos y Canadá.

Entre las marmotas más populares del lado estadounidense figuran General Beau Lee (Atlanta), Sir Walter Wally (Raleigh, Carolina del Norte), Jimmy (Wisconsin), Chuck (Nueva York) o Birmingham Bill (Birmingham, Alabama); en tanto que en Canadá la más famosa es Wiarton Willie, una marmota albina de Ontario, aunque también son muy populares, Sam, de Nueva Escocia, y Fred, la Marmotte en Quebec.

En 2022 Nueva Jersey canceló el Día de la Marmota al fallecer Milltown Mel, que era la encargada de predecir el tiempo, justo antes del gran día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *